Quedan 12 días para las elecciones del cambio. Toca dejar atrás 40 años de gobiernos socialistas que pensaron que Andalucía era suyaengordaron la Administración con entes instrumentales y paralelos;incurrieron en despilfarro y pérdidas millonarias en fondos; instauraron el peor de los clientelismos y cayeron en la corrupciónrecortaron servicios y se olvidaron de ser ambiciosos con los ciudadanos. El PP nunca asomó como una propuesta solvente y de futuro y ha planteado una campaña crispada sin propuestas. En cambio, Ciudadanos concurre con unas credenciales claras, basadas en una gran hoja de servicios. Hemos demostrado que somos los más útiles para Andalucía.

Hay quien nos echa en cara el apoyo al PSOE para arrancar la legislatura. Lo hicimos como muro de contención frente al populismo. Era una coyuntura delicada. Pero el PSOE ha faltado a su firma, y, en Andalucía, Málaga o España, quien acuerda con nosotros tiene que cumplir.

En aquel contexto, forzamos la dimisión de los expresidentes Chaves y Griñán, salpicados de lleno por los ERE. También impulsamos una comisión de investigación sobre el particular en el Parlamento, al igual que ya llevamos tres en el Ayuntamiento de Málaga.

Cs hemos acabado con 31 entes superfluos, al igual que en Málaga hemos amortizado, fusionado o absorbido 6. Hay que seguir quitando grasa a la Administración.  También quisimos activar la reforma de la RTVA, bajando el número de consejeros nombrados por los partidos y ahorrando 700.000 euros al año. Pero el bipartidismo tumbó la propuesta. En Málaga, hemos conseguido que la televisión municipal sea el ente público más plural del que tenemos constancia.

Esta legislatura hemos acabado de facto con el impuesto de Sucesiones y bajado en 2 puntos el tramo autonómico del IRPF (al tiempo, en Málaga hemos bajado en 30 millones los impuestos y ahora estamos enfrascados en el caballo de batalla de las injustas plusvalías por herencia); aumentado en 1.300 millones el presupuesto sanitario para recuperarlo del hachazo que le metieron IU y PSOE; subido en 147% la asignación para la atención temprana, y en 100 millones el plan para la Dependencia.

Del mismo modo, hemos inyectado 700 millones extra para la Educación, pero está claro que aquí andamos muy lejos de nuestros objetivos, que deben partir de un pacto nacional, ajeno a lo sectario y partidista.

Soy optimista. Creo que los andaluces van a abrir paso al cambio el día 2 de diciembre. #AhoraSíCs.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *