Al fin la Consejería de Cultura ha dado el visto bueno al proyecto para llevar a cabo el ambicioso Plan Especial del Monte Gibralfaro, una de las banderas que Ciudadanos ha enarbolado este mandato. El plan pretende potenciar el disfrute de los malagueños de este monte cargado de simbolismo trazando y mejorando senderos; dotándolo de zonas de estancia; llevando a cabo mejoras en acerados, pavimentaciones; realizando tareas de desbroce y mejoras ambientales, y habilitando nuevos accesos. Es hora de que el Ayuntamiento saque a concurso las primeras obras.

¿Qué hemos hecho hasta ahora? Todas las actuaciones relacionadas con este entorno, incluso las relativas a la urgente mejora que pide a gritos el castillo, llevan el sello de Ciudadanos. Creemos mucho en el privilegio de este pulmón central, de esta atalaya histórica. Es lo nuestro. Y los malagueños lo visitamos poco. Ayer mismo, comprobábamos cómo aquí se han sembrado 3.175 plantas, con idea de que lo autóctono se imponga al eucalipto. Y, además, están tocando a su fin las obras de arreglo de senderos, de medidas antierosión y de una zona de columpios y estancia cerca de Pinosol. Todas estas actuaciones han sido promovidas por el Área de Medio Ambiente.

¿Qué queda por hacer? Pues la parte relativa a Urbanismo, la recién aprobada por la Junta. En ella, se prevé una inversión de 9 millones en cuatro fases (no necesariamente ordenadas cronológicamente). La primera se refiere a la cara orientada a La Malagueta. Estipula 1,2 millones para ensalzar los valores naturales del monte con  sendas, zonas de descanso y bancos.

La segunda quiere resolver cuestiones relacionadas con servicios e infraestructuras (abastecimiento, luz, teléfono, corrección de la erosión…) y supondrá una inversión de unos 800.000 euros.

En una tercera, quizás la más querida por Cs, se propone la conexión entre Mundo Nuevo y calle Agua por las traseras de la calle Victoria y con una senda a media altura que pretende realzar el valor histórico del monte. Se proyectan un nuevo acceso y la reforma también de la calle Picacho, zonas infantiles, la recreación de un jardín funerario musulmán o la recuperación de un ramal del acueducto de San Telmo. Esta fase se presupuesta en casi 5 millones.

La última, la cuarta, dibuja una conexión Gibralfaro-Monte Victoria a través de un falso túnel que cruza la calle Ferrándiz. Se estima una inversión en este ecoducto de 2,1 millones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *