Ciudadanos se fija el objetivo de superar el lastre del bipartidismo que está bloqueando el desarrollo de la ciudad e impulsar la cuarta modernización de Málaga. La formación naranja arranca el nuevo curso político dispuesta a confrontar el modelo agotado del PP, caracterizado por sus rodeos, duda permanente y malas decisiones, y el de los dedazos, disparo del gasto público, bandos y de mirar sólo hacia el pasado que representa el PSOE.

“Frente a quienes quieren dañar la imagen de la ciudad, vamos a seguir hablando bien de Málaga, poniendo encima de la mesa ideas, propuestas y espíritu constructivo de esa Málaga que queremos con políticas modernas, eficaces, pragmáticas, no sectarias”, asegura el portavoz Juan Cassá que junto al viceportavoz de Cs, Alejandro Carballo, han mantenido esta tarde una reunión de trabajo con el equipo de distritos naranja.

“Es la hora del cambio. Es hora de superar esta insoportable deslealtad y poner las instituciones al servicio de Málaga y no de las siglas del PP y del PSOE”, reivindica el líder naranja, que avanza que este año “vamos a dejar en evidencia que el alcalde falta a su palabra más de la cuenta, y lo hace con el metro, con la Invisible, con la lentitud de Gibralfaro, con Limasa…”

La formación naranja seguirá ampliando este año su estructura en distritos, donde cuenta con más de una treintena de personas trabajando voluntariamente y sin descanso por recoger las demandas de los vecinos, para seguir llevando las políticas naranjas en materias como ecología, reforestación, sacrificio cero animal, innovación, familias, educación, economía azul, desarrollo o acción social, como la de los supermercados solidarios…

“Vamos a demostrar que Ciudadanos es el partido de la bajada de impuestos. 30 millones acumulados desde que entramos. Y vamos a seguir avanzando en impuestos como la plusvalía, impuesto injusto y confiscatorio en el caso de las herencias”, incide el líder naranja, que recuerda que los malagueños aún siguen pagando la factura de las malas decisiones del PP de los últimos años, “como esos 21 millones del Astoria; esos 7 millones que hemos perdido del canon de Art Natura; los 160 millones de convenios urbanísticos que están sin cobrar; los falsos autónomos en dependencias como el OMAU; los numerosos juicios perdidos por expropiaciones más calculadas, uno de ellos por cierto, el de los 4 millones que nos ha costado a todos el edificio de La Invisible…”

Además, Ciudadanos continuará elaborando su programa electoral de cara a la cita en las urnas de las municipales de mayo de 2019 a través de su iniciativa de escucha activa y participación vecinal ‘11x11xMálaga: 11 meses, 11 distritos’.

Frente a radicales y populistas, Ciudadanos va a dar estabilidad y ser responsables. Creo que los malagueños nos lo premiarán en el mes de mayo”, sentencia Cassá.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *