Cs advierte de que no se dan las condiciones para aprobar los presupuestos 2018 por la falta de avances en Gibralfaro, Bomberos y Limasa

Ciudadanos ha lamentado este lunes que tras remitir al equipo de gobierno 61 propuestas para incluir en los presupuestos de 2018 el pasado 20 de diciembre aún no tiene respuesta oficial alguna. En paralelo, en estos 75 días, las líneas naranjas puestas para empezar a negociar y que se levantaron tras el compromiso del equipo de gobierno tampoco han experimentado avances significativos. En este marco, el portavoz de la formación en el Ayuntamiento, Juan Cassá, ha sido muy crítico y ha lanzado un claro aviso: “Nos encantará dar el sí a los presupuestos. Hoy no se dan las condiciones para hacerlo”.  

“Detectamos mucha confianza en De la Torre y su equipo. Aquí se da por hecho que Ciudadanos apoyará siempre. No si no se cumple con nosotros. ¿Estabilidad? Toda. Cheques en blanco, ni uno. Si el PP no cumple con los malagueños y con Ciudadanos se va a complicar mucho el futuro”, ha proseguido Cassá, quien resalta la buena voluntad que ha tenido la formación naranja. “Hemos mostrado mucha paciencia. Pero se nos ha agotado. Los debates sobre el candidato han desconcentrado al PP y esto lo están empezando a pagar los malagueños, cosa que nos preocupa. ¿A qué se ha dedicado el Partido Popular en los últimos meses? Desde luego no a cumplir con Ciudadanos, mucho menos a cumplir con la ciudad. Las líneas naranjas eran para empezar a negociar, pero el PP no se ha ganado nuestra confianza ni en la negociación ni en la gestión de Limasa, Bomberos y Gibralfaro nuestro apoyo”, ha incidido.

Cassá ha lamentado que, en el caso de Gibralfaro, el pobre balance es el de unas obras (400.000 euros) sin empezar contratadas por Medio Ambiente que debían haberse desarrollado el año pasado. Sin embargo, Urbanismo ni siquiera ha terminado la redacción del proyecto de conexión entre Mundo Nuevo y calle Agua, que debe tener un reflejo en unas obras valoradas en 5 millones de euros.

Cassá explicó su planteamiento ante la falta de avances del equipo de gobierno con respecto a las cuatro ‘líneas naranjas’ que estableció a comienzos del curso político en una tribuna en Diario Sur. “Si se cumple con Cs, Cs siempre responde y es leal. Pero hoy no se dan las condiciones para que apoyemos los presupuestos 2018″, destaca el portavoz de Cs.

El viceportavoz, Alejandro Carballo, se ha detenido en el caso del conflicto en Bomberos. “Han demostrado que no tienen ninguna intención de desbloquear el conflicto. Cs consiguió que se sentaran en una mesa, cosa que ya era mucho, e incluso que se intercambien borradores de un reglamento que es de 1959. Pero nada más”, ha asegurado.

Por su parte, la asesora en materia ambiental, Beatriz González ha puesto el acento en Limasa. “Conocemos la intención de renovar la flota y aumentar efectivos. O sea, de aumentar la actual Limasa. ¿Han empezado a redactar el pliego de la parte privada? Nos tememos que no. Ni siquiera han convocado un consejo de administración desde el pasado verano. Y eso que en la prórroga exigimos que fueran trimestral. ¿Es que hay algo que ocultar con los costes de Limasa?”, se ha preguntado.

Cs va más allá y piensa que los presupuestos 2018 deben recoger la solución híbrida decidida para la empresa y cómo va a afectar el revés judicial que obliga al Ayuntamiento a reconocer a los trabajadores los derechos del convenio de 2010. “Desde luego no es Limasa un asunto en el que la ciudad se pueda permitir levantar el pie, pero nos parece que precisamente la continuidad de De la Torre puede ser un freno para una Málaga más limpia”, ha concluido González.

Sobre los terrenos Repsol, la formación naranja da por bueno, al menos por el momento, el inicio de los estudios de contaminación tanto del subsuelo como de las aguas subterráneas por parte de dos empresas, pero las cuentas próximas deberán recoger más avances tanto para descontaminar como para redactar el proyecto del parque de 130.000 metros cuadrados.