Ciudadanos exigirá en la próxima Comisión de Urbanismo un plan de conservación, mantenimiento y rehabilitación que acabe con los derrumbes y consolide el conjunto monumental que forman la Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro y no descarta una nueva subida de las tarifas para financiar las obras, estableciendo un precio especial de entrada para los malagueños.

Empieza a resultar doloroso y una verdadera tortura comprobar cómo el patrimonio de Málaga, lo nuestro, se cae piedra a piedra mientras gastamos al año 15 millones de euros en museos, con ese dinero dejaríamos impecable el conjunto Alcazaba-Gibralfaro, que son el corazón de Málaga”, denuncia el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga, Juan Cassá, que recuerda el grave deterioro que sufren estos monumentos, como constatan el derrumbe de parte de la muralla norte de Gibralfaro el pasado noviembre, y el reciente apuntalamiento de otro muro, esta vez en la Alcazaba, en el entorno del paseo de Don Juan Temboury.

“Es muy grave lo que está ocurriendo con nuestro patrimonio. Hemos visto desprendimientos y graves humedades en la cripta y camarín de la Victoria con la absoluta pasividad del Ayuntamiento, la Junta y el Obispado, hemos presenciado derrumbes gravísimos en el castillo de Gibralfaro que en su momento denunciamos. Ahora, los puntales sujetan los mil años de historia de la Alcazaba”, advierte el líder naranja, que volverá a reivindicar en la Comisión de Urbanismo medidas urgentes, un plan de conservación, calendario y partidas  “para asegurar estos bastiones de nuestra historia”, y no descarta incluso una revisión al alza de las tarifas, con precios especiales para malagueños, “para dar a la cultura su valor justa para que pueda ser reinvertido”.

“En su momento trajimos una moción para proseguir las excavaciones intramuros de la Alcazaba y recuperar los restos ciudadela musulmana. Hay mucha arqueología por aflorar en este conjunto. Málaga es una de las ciudades más singulares y más ricas culturalmente de todo el Mediterráneo. No lo echemos por tierra con una visión cortoplacista”, defiende Cassá, que ha comparecido acompañado del viceportavoz de la formación naranja, Alejandro Carballo.

“La marca ciudad de museos está bien y es potente, pero es necesario cruzar las prioridades culturales y empezar a tomarnos muy en serio lo nuestro antes de que sea tarde. No nos olvidemos que estamos hablando de una ciudad con 3.000 años de historia que en algún momento quiso aspirar a ser Capital Cultural Europea”, recuerda Carballo, que recrimina al equipo de gobierno la falta de interés en que los malagueños conozcan su historia y legado.

“Hace pocos trajimos una propuesta tras los derrumbes en el Castillo de Gibralfaro, pero vemos que no es algo prioritario para este equipo de gobierno. Tampoco se queda atrás el anterior gobierno del PSOE en la Junta de Andalucía, que nunca facilitó las tareas que dentro de la ciudadela se debían realizar cuando desde el equipo de gobierno se pretendió realizar alguna labor aislada de conservación”, asegura el viceportavoz, que recuerda que en octubre de 2017 Ciudadanos alcanzó un acuerdo con el equipo de gobierno para la puesta en marcha de un plan de mejora y modernización de estos monumentos.

Por último, Carballo insiste en que Ciudadanos ha puesto en la agenda muchos asuntos culturales y patrimoniales que el PP tenía en el olvido, como la mezquita de Yabal Faruh; la pasarela- mirador de la Alcazaba; el propio Plan Especial del Monte Gibralfaro; el camarín del Perchel; la antigua fábrica Fiat Lux, los Astilleros Nereo; las cuevas de la Araña, el yacimiento del Cerro del Villar y la Tortuga…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *