La Comisión de Medio Ambiente aprobó este lunes poner en marcha una campaña sancionadora para acabar con los excrementos caninos en las calles de Málaga, incrementar las actividades de concienciación dirigidas a escolares y los eventos de sensibilización para propietarios sobre una tenencia responsable, así como estudiar que las sanciones se puedan revertir en trabajos sociales en beneficio de la comunidad.

Hay que multar por no recoger los excrementos caninos, pero también por ensuciar Málaga, por sacar muebles cuando no corresponde, pintadas y grafitis incluso por sacar la basura a deshoras. Con dinero o con trabajos en beneficio de la comunidad, el Ayuntamiento de Málaga debe ser ejemplarizante con los comportamientos incívicos”, defendió el portavoz Juan Cassá, que apuntó la reducción del número de multas pese la entrada del nuevo censo de ADN canino.

“Con el nuevo censo de ADN canino apenas se han puesto 36 multas en 5 meses. O, sea 0,2 sanciones al día. Esto no puede ser, cuando precisamente este banco genético se ha puesto en marcha tanto para evitar abandonos y maltrato como para cambiar estos comportamientos”, criticó el líder naranja.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *