Ciudadanos quiere poner luz y taquígrafos sobre la lentitud de la Gerencia de Urbanismo de Málaga y pedirá en el próximo pleno la comparecencia del edil del área, el popular Francisco Pomares, para que explique qué ha pasado con los expedientes sin tramitar, el retraso en la concesión de las licencias y el funcionamiento en el desarrollo de proyectos de la Gerencia, después de que el propio responsable del área admitiera públicamente la existencia de unas 7.000 sanciones que han quedado impunes durante la última década.

“Málaga necesita liderazgo político, necesita una gestión urbanística acorde con la coyuntura actual, no puede ser que mientras los indicadores de inversiones y actividad inmobiliaria en Málaga van al alza, la Gerencia de Urbanismo sea un gigante con los pies de barro”, recrimina el portavoz Juan Cassá, que advierte que a tenor de las explicaciones del responsable popular su formación estudiará la posibilidad de solicitar una auditoría de gestión o estudio en profundidad de la organización del trabajo y los efectivos en la Gerencia.

El líder naranja, que ha comparecido acompañado por el viceportavoz Alejandro Carballo, recrimina al equipo de Gobierno la sucesión de noticias negativas en torno al funcionamiento de la Gerencia de Urbanismo, “un departamento tan importante y que estamos seguros de que está lleno de buenos profesionales” y recuerda que no es la primera vez que Ciudadanos Málaga pone el foco en la falta de agilidad en la concesión de licencias o el desarrollo de proyectos en la ciudad, “algo que sufrimos en nuestras propias carnes en asuntos como los retrasos para hacer del Monte Gibralfaro un gran pulmón verde, una de nuestras obsesiones desde el inicio del mandato”.