Andalucía necesita un cambio tras cuatro décadas de gobiernos socialistas que empezaron con pujanza y se fueron desinflando, pinchando con ello derechos, prestaciones, expectativas económicas y de empleo… Andalucía necesita aire, oxígeno y regeneración. Y eso no puede venir de la mano de clientelismo y corrupción. No puede venir de la mano de quien se resiste como gato panza arriba a realizar cambios, alguien que no quiere suprimir aforamientos, que quiere seguir creando chiringuitos y, en definitiva, evita levantar las alfombras. Hace falta una gran auditoría general de la gestión de la Junta. Andalucía tiene que salir del tedio, de la mitad baja de la tabla y tiene que creer en sus posibilidades porque tiene infraestructuras, talento a raudales, clima, patrimonio… Es hora de alzar la voz en esta España de privilegios territoriales alimentados por el bipartidismo.

Juan Marín debe protagonizar un nuevo tiempo y va a contar con Málaga como gran motor de cambio.Aquí, en lo que se ha dado en llamar ‘la gran batalla’, Javier Imbroda va a dar el callo y un buen empujón al proyecto naranja gracias, en parte, a su mentalidad ganadora. Estoy convencido de que Cs va a ser la primera fuerza en Málaga y que ello le va a permitir gobernar pasado el 2 de diciembre.

El PSOE está desgastado y el PP lleva toda su vida en la oposición, carente de frescura, de ideas y de proyecto… Tanto es así que han intentado, sin el más mínimo ‘fair-play’, robarnos al número 1 por Málaga. Y miedo me da que la región pudiera caer en manos del populismo y en el ala más radical que Podemos tiene en toda España. Ciudadanos tiene que ser ese escudo contra las políticas populistas que llevarían la ruina, el desempleo, la deuda y el gasto público disparatado.

Es hora de continuar la senda de rebaja fiscal iniciada por Cs con la eliminación del impuesto de Sucesiones y la bajada del IRPF; hora de eliminar maraña burocrática; hora de que PSOE y PP utilicen a los ciudadanos como espectadores de su particular y sectario partido de tenis; hora de retomar la ambición educativa, y crear empleo, recuperar las camas y al personal sanitario… Y de nuestros autónomos, a los que el PSOE, en cuanto puede, les sube las tarifas. Toca defender una gran Andalucía en una España de igualdad de oportunidades. Toca Andalucía. Toca Málaga. Toca Cs.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *