El pleno de la Diputación de Málaga ha aprobado la moción de Ciudadanos para instar al Gobierno central a que se comprometa y materialice un incremento de la partida presupuestaria del Programa de Fomento del Empleo Agrario de 2020, con el fin de dar tranquilidad a los trabajadores del campo que se benefician del PFEA y que la subida del SMI no perjudique de ningún modo sus contrataciones.

Este mes se ha publicado la subida del salario mínimo interprofesional para 2020, que supone un incremento del 5,56 por ciento respecto al salario mínimo establecido para 2019. La medida afecta directamente a las personas que durante este año sean contratadas a través del PFEA.

La buena noticia derivada de la subida salarial para las personas que van a ser beneficiadas por este programa en 2020, se ha visto empañada por la incertidumbre. Si el incremento del SMI que ha entrado en vigor no va aparejado de un aumento de la cuantía en la correspondiente partida de los Presupuestos Generales del Estado, los ayuntamientos no podrán contratar al mismo número de trabajadores del campo que se habían previsto inicialmente.

El PFEA es una de las principales herramientas que poseen muchos municipios de toda España para fijar población al territorio, complementar la renta de los trabajadores del campo y dinamizar la economía local. A través del PFEA se llevan a cabo obras de interés general en sectores como el ganadero, el agrícola, el industrial o el de servicios, además de la construcción de centros sociales, urbanización de polígonos industriales, creación de parques y jardines, mejora del alumbrado público o la conservación y arreglo de caminos y calles, entre otras muchas iniciativas. Adicionalmente, la totalidad de los materiales necesarios para las obras son adquiridos en los comercios locales. Por todo ello, este programa tiene una especial relevancia en la lucha contra la despoblación.

La Diputación aporta el 25% del coste de los materiales y la maquinaria, proporciona soporte técnico y administrativo a los municipios y gestiona y abona la subvención de materiales para las obras. La Junta de Andalucía aporta el 75% del coste de los materiales y la maquinaria y el SEPE se hace cargo de la partida correspondiente a las contrataciones, incluyendo los salarios y las cotizaciones.

Precisamente, antes de que se anunciara la subida del SMI, la Junta de Andalucía ya se comprometió a incrementar anualmente un 5% su aportación para materiales, que en 2019 superó los 6 millones de euros en la provincia de Málaga, de un total de 54,5 millones para toda la comunidad. Este compromiso es fruto de los buenos resultados de este programa en el arraigo de población al medio rural.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *