Una de las bases indiscutibles en el ideario de Ciudadanos es la regeneración política. Y ésta no sólo alude a conceptos éticos y de transparencia. Más importante si cabe es la separación efectiva de poderes y el principio de no injerencia de los políticos en cuestiones en las que no debemos entrar. A todo el mundo se le vendrá a la cabeza el Poder Judicial. Y, efectivamente, los políticos debemos sacar nuestras ‘zarpas’ de él. Pero hay más cosas en las que estorbamos y perjudicamos, entre ellas, las televisiones y radios públicas.Escribo esto porque ya me gustaría a mí que el modelo que tenemos en nuestra ciudad cundiera en otros planos. Ahorraré las alusiones a otros entes porque me quiero centrar en Canal Málaga.

Me ha llegado en estos días un completo informe del Consejo Audiovisual de Andalucía, organismo que se encarga de la vigilancia del pluralismo en las televisiones públicas de la comunidad y que  analiza desde la programación y desconexiones de RTVE y Canal Sur hasta la labor de las televisiones locales. Los estándares que recomienda el organismo es otorgar no más del 60% de tiempo en los informativos a los partidos en gobierno y no menos del 35% a los de la oposición. Muchas televisiones incumplen flagrantemente estos mínimos. Según este documento, en Canal Málaga se dedica un 55% al equipo de gobierno y un 42, a la oposición, de sobra dentro de dichos estándares.

Para que se hagan una idea y por comparar con lo local: en Fuengirola TV le dedican el 91,5% al equipo de gobierno; en Estepona, un 95%; la desconexión de Torrevisión para Alhaurín de la Torre, un 93,2%, y la desconexión de Estepona para Manilva, un 89. En Motril, Jaén, Algeciras, Huelva, Almería, Écija, Marbella o Jerez los datos rondan el 70. Esto es sencillamente intolerable.

En primavera de 2016 se completó, tras forzarlo la oposición en bloque, el relevo en la dirección de entonces Onda Azul (ahora, Canal Málaga). Se desarrolló un proceso de concurrencia. Y salió democráticamente elegida la actual directora-gerente, Vanessa Martín Alloza. No fue nuestra candidata. Pero desde el minuto 1 es nuestra directora. Y admito que aquí  casi todos los partidos hemos estado a la altura, sacando nuestras narices de Onda Azul. Todos menos el PSOE que se ha dedicado a torpedear por no ser de su agrado la elegida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *