En mayo conocíamos que la Junta de Andalucía se plantea vender el edificio del Palacio de la Tinta, en La Malagueta, cuya belleza es sede del secarral en el que se ha convertido la gestión del agua en una provincia deficitaria como la nuestra. Sería la constatación final de la dejadez insoportable de nuestras administraciones en la gestión del agua. Vivimos en un país en el que azules y rojos, populares y socialistas, llegaron a aportar carga ideológica a asuntos tan técnicos como los pantanos (¿azules?) y las desaladoras (¿rojas?), infraestructuras que lanzarse a la cabeza para no hacerlas. Y, como este verano el agua ha salido con solvencia por los grifos nadie moverá un solo dedo un nuevo curso político.

PP y PSOE se reparten el caudal de la culpa. Llevan décadas escudándose en el otro, en la complejidad de los plazos, en trámites… En Málaga las últimas grandes obras fueron la desaladora de El Atabal y la presa de Casasola. Hace más de 15 años. Y hace 12 que la Junta exigió las competencias del agua y las tuvo. ¿Para qué? Para gestionar decretos de sequía.

Seguimos arrojando al mar cada año valiosos caudales desde la presa de La Concepción en Marbella. ¿Algo se ha vuelto a saber de su recrecimiento?, ¿y no se podría haber ejecutado ya una buena conducción desde allí para desviar caudales hasta la capital y La Viñuela? Porque la interconexión de cuencas es más barata, rápida y probablemente eficaz.

¿Alguien ha vuelto a saber algo del azud o pequeña presa en el río Grande?, ¿algo de eliminar la sal del pantano del Guadalhorce?, ¿de un trabajo serio para implantar el agua reciclada y el uso terciario para riegos y limpiezas en Málaga? No. Conferencias, jornadas… Dotación presupuestaria, ni una gota.

Eso en materia de abastecimiento. Si hablamos de depuración Europa nos ha impuesto una multa de 12 millones de euros que seguirá subiendo si persisten los incumplimientos. Es una vergüenza. ¿A que la Junta de Andalucía no se olvida ni un mes de cobrarles el canon de saneamiento a través de la factura de Emasa?, ¿saben que el Gobierno andaluz le ha cobrado a los malagueños más de 40 millones para obras que no ha hecho?, ¿y que De la Torre y el PP quisieron el verano pasado poner un nuevo canon para afrontar obras? Las fugas del bipartidismo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *